Traducción jurada y legalizada

Traducciones

Traducción jurada y legalizada

Una traducción puede ser de tres tipos:

— Traducción normal;

— Traducción jurada: traducción normal que lleva la firma del traductor jurado;

— Traducción legalizada: traducción jurada con, además, un sello del tribunal.

• Una traducción estándar/simple es la transposición del texto original a una lengua extranjera. Generalmente, se entrega en formato electrónico.

• Traducción jurada (traducción jurada): ha sido realizada por un traductor que ha jurado ante un tribunal belga/varios tribunales belgas. Poniendo su firma y/o su sello nominativo en la traducción, este traductor indica que la traducción está conforme con el original, algo que le da un carácter oficial. Generalmente, estas traducciones se entregan en papel.

• Traducción legalizada (traducción oficial): En este caso, el secretario del tribunal añade un sello y una firma a la traducción jurada para confirmar el carácter auténtico de la firma del traductor que la ha hecho. Eso da a la traducción jurada una fuerza jurídica. En algunos casos, las autoridades también le pedirán un certificado del Ministerio de Asuntos Exteriores. Por favor, infórmese antes del tipo de certificado requerido.